Clases de parquet

El parquet es un elemento en la decoración de nuestro hogar que se está volviendo cada vez más de moda, al menos en algunas zonas. Debemos admitir que la madera le da un toque de calidez especial a nuestra casa, y al mismo tiempo podemos utilizar la colocación del parquet para instalar capas de aislante acústico. Los requisitos de instalación no son demasiado exigentes, sólo se necesita una superficie plana, nivelada y limpia antes de colocar el parquet.

Clases de parquet

En términos generales, podemos clasificar el parquet de acuerdo con su forma de instalación, y de acuerdo con el material utilizado. De acuerdo con el material, podemos encontrar parquet de madera natural y parquet sintético. Y de acuerdo con su instalación vamos a distinguir parquet encolado y parquet flotante.

  • Parquet de madera natural: Es el parquet formado por tablillas de madera natural. Aunque también puedes encontrar tablas sólidas o macizas de parquet, pero por lo general, encontramos las tablas de parquet formadas por tres capas de madera pegadas entre sí. La capa superior es de madera noble, cubierta con barniz o cera es la que se ve, la capa intermedia es un núcleo de láminas (generalmente de pino) colocadas atravesadas, y finalmente la capa de la base inferior (pino o abeto) reforzará el conjunto. El espesor de las tablas compuestas es de unos 14 milímetros. Sólo 4 mm de los cuales corresponden a la capa superior.
  • Parquet laminado o sintético: Está hecho de láminas de fibras de madera prensadas de forma conjunta, en la que se pega una capa decorativa que imita la madera. Sobre ella, hay una capa de resinas protectoras altamente resistentes a los golpes, al desgaste del uso diario, e incluso a las quemaduras. Dependiendo de la calidad del laminado sintético, éste tendrá una súper resistencia a los golpes. Puedes incluso encontrar modelos fabricados a base de PVC, muy interesantes para zonas muy húmedas.
  • Parquet encolado: Es el sistema tradicional de colocación del parquet, en base a pegar todas y cada una de las tablas de madera al suelo. Su instalación es más lenta y complicada, pero el acabado es generalmente de mayor calidad. Puedes pegar las tiras que mediante la difusión de una capa de pegamento distribuido uniformemente gracias a una espátula sobre el suelo donde se va a colocar el parquet. Se trata de un sistema adaptado para aquellos suelos de parquet formados por tablas muy pequeñas o los que forman un mosaico. Si la longitud de las tablas de madera es más grande, el pegamento puede transmitirse en líneas, es decir, aplicándolo de forma perpendicular a las tablas de parquet.
  • Parquet flotante: en este sistema se utilizan tablas de parquet no demasiado gruesas. Estas tablas se colocan sin cola. Las diferentes tiras están equipadas por ranuras y clavijas, el sistema de clic. Se mantienen firmemente sujetas entre sí, pero el resultado no se fija al suelo, ni a las paredes.