¿Cuál es la mejor forma de limpiar el parquet?

El parquet es uno de los tipos de suelos más fáciles de limpiar. A diferencia de las alfombras, el parquet requiere un mantenimiento mínimo y pueden durar muchos años. Un parquet limpio hace que una casa se vea hermosa y espaciosa. Los métodos de mantenimiento para limpiar el parquet no deben diferir entre los tipos de parquet, pero algunos acabados pueden requerir un cuidado especial en el momentos de quitar las manchas.

¿Cuál es la mejor forma de limpiar el parquet?

La forma más rápida y más eficaz para limpiar el parquet es con una fregona húmeda. Antes de fregar, asegúrate de que ha eliminado todo el polvo de la superficie del suelo. Esto se puede hacer con una escoba suave o con una aspiradora de peso ligero. Luego, basta con limpiar, aclarar y repetir. Es importante quitar la arena y la suciedad de los suelos de parquet. La suciedad y el polvo son los mayores enemigos de las rascadas.

Hay muchos limpiadores disponibles para parquets, pero un limpiador neutro (es decir, ni con demasiado pH ni con demasiado poco) y el agua van a hacer el trabajo igual de eficaz. El parquet se debe sellar adecuadamente antes de fregar. Si se ven algunos ​​parches, no se debe utilizar agua, ya que el líquido puede penetrar en la madera y causar deformaciones.

La mayoría de los suelos de parquet están terminados con un acabado superficial llamado poliuretano. Estos suelos de parquet se ven brillantes. El poliuretano parece un recubrimiento plástico sobre la madera y es extremadamente resistente al desgaste. Otra tipo de protección es el sellado de penetración, se compone de cera o acabados de aceite que penetran en la madera y protegen desde dentro.

Puedes desear ir más allá y fregar el suelo de parquet con una cera o pulimento. Si tu parquet se ve limpio aunque tiene un aspecto apagado, puedes pulirlo y darle un acabado con cera. Algunas personas también utilizan una cera para suelos en el fregado, esto les proporciona un brillo adicional. Si la cera o el pulimento se utiliza con regularidad, puede haber un problema con la adhesión a la hora de repintar el parquet.

Todos los suelos son susceptibles a las manchas, ya sean de madera como alfombrados. Para quitar las manchas se puede utilizar un lana de acero muy fina. Puedes acompañar este lavado con un poco de alcohol. Luego puedes fregar todo el suelo y acabar con un pulido y abrillantado. Si la mancha persiste, debes lijar el área, esta puede ser la única opción para eliminarla.

¿Cómo limpiar el parquet?

Dependiendo de la cantidad de tráfico en tu casa, es posible que tengas que limpiar el parquet una vez a la semana. Una precaución adicional utilizada para mantener el parquet limpio puede ser que la gente se quite el calzado al entrar en la casa. De esta manera, puedes limitar la cantidad de manchas en el suelo y el mantenimiento requerido en el futuro.