Incrustaciones en los suelos de parquet

Las incrustaciones en los suelos de parquet agregan textura, un patrón, y una definición mediante la creación de un diseño con madera de contraste. Desde la antigüedad, los carpinteros han labrado tablas en un patrón y han precisado de otra especie de madera para producir una superficie lisa, a esto se le llama incrustación. Los decoradores utilizan incrustaciones para suelos de parquet o de madera en cualquier habitación de la casa para hacer estallar las agrupaciones de muebles, salas de estar separadas, o dramatizar una característica central.

Incrustaciones en los suelos de parquet

Un suelo liso puede hacerse único y valioso añadiendo incrustaciones al parquet. Se puede crear cualquier imagen. Los fabricantes utilizan un ordenador y un dispositivo de corte con láser para crear el patrón. Estos diseños embutidos pueden tomar la forma de un borde alrededor del perímetro de una habitación, un broche en una pasarela o un medallón central como punto focal. Una escena con incrustaciones se puede asemejar a una pradera bucólica o a un adorno abstracto, esto podría actuar como una alfombra en unas escaleras o en frente de una entrada.

La creación de las incrustaciones sobre un parquet o un suelo de madera es posible mientras se instala el nuevo suelo o mientras se renueva el antiguo. Un diseñador puede evaluar su visión general de la habitación. Esto se traduce a su propio patrón personalizado o se puede sugerir una ornamentación tradicional. Las incrustaciones son muy personales y muy variadas. Se pueden crear casi todo tipo de imágenes con los láseres de incrustación, desde animales como leones, a flores, motivos geométricos o abstractos, etc.

Las incrustaciones se pueden realizar sobre muchas superficies de parquet o suelos de madera, con la finalidad de crear el efecto deseado. La mayoría de los suelos de parquet o de madera son de madera de roble, que se tiñen de una variedad de tonos. Las maderas más comunes utilizadas en la incrustación son las maderas duras más ligeras como el fresno y el arce. Algunas personas utilizan maderas blandas para evocar una sensación rústica, como la madera de pino, abedul o abeto. Las maderas exóticas, son más caras, pero ofrecen una verdadera variedad de color y textura. Estas incluyen la teca, el ciruelo, el cerezo, la caoba y el bambú. Los profesionales pueden elegir una madera adecuada que complemente tu diseño.