Mantenimiento de los suelos entarimados

Los suelos entarimados como los suelos enchapados, los entarimados macizos y los suelos de parquet, cuando se deterioran, deben acuchillarse. El número de acuchillados que aguante un entarimado, dependerá del grosor de la lama de madera noble.

Mantenimiento de los suelos entarimados

Los entarimados de madera pueden aguantar hasta 100 años de acuchillados, los enchapados y los suelos de parquet dependerán del grosor de la lama. Se ha de tener en cuenta que en un acuchillado, perdemos unos 2 mm de madera.

El proceso de acuchillado consiste en la abrasión de la madera para eliminar el barniz que la cubre, las manchas que hayan podido aparecer y las rascadas.

Una vez se han desprendido de la madera esos 2 mm, la madera debe quedar lisa y limpia para poder aplicar otra vez los barnices o lasures. Actualmente existen barnices impermeables para poder impermeabilizar el parquet, es una buena opción para mantener tu entarimado mucho más tiempo.

El mantenimiento o acuchillado de un suelo entarimado te lo puede hacer un profesional del sector o te lo puedes hacer tu mismo. Cuando el acuchilaldo se hace a mano, cada suelo se convierte en una obra de arte única.

Mantenimiento especial (a mano)

No hay una sola manera correcta de acuchillar y lijar un suelo de madera y gran parte de esto, debes decidirlo tú. Calcula que un trabajador del sector puede acuchillar entre 50 y 75 metros cuadrados de suelo por día a mano. Obviamente, vas a tener que dedicarle más tiempo.

Herramientas y suministros necesarios:

  • Amoladora.
  • Raspador de gancho.
  • Rascador de fondo estándar.
  • Cincel.
  • Lezna.
  • Taladro.
  • Relleno de color.
  • Espátula.
  • Almohadilla marrón con bandas abrasivas de grano 180.

Paso 1:

El primer paso es utilizar un molino circular de 8 centímetros. Esto nos permitirá darle un efecto ligeramente cóncavo hacia fuera, imitando años de tráfico de los pies sobre la madera.

Paso 2:

A continuación, se utiliza un raspador de gancho para enfatizar el aspecto desgastado por todo el suelo. Ten mucho cuidado al afilar el gancho del raspador y nunca lo dejes con la hoja hacia arriba en el suelo, ya que puedes tener un accidente con él. Asegúrate de que no utilizas el raspador en un movimiento hacia adelante y que embotas rápidamente la hoja.

Mantenimiento de los suelos de madera entarimados

Paso 3:

Pasa por el suelo con el rascador más ligero. Utiliza una almohada o rollo de los bordes de las placas. Al pasar a través del grano en los bordes, cuidado con chatter. También vamos sobre la superficie del suelo para limpiar suavemente las gubias grandes del raspador del gancho.

Con los dos raspadores, asegúrate de que la cuchilla no es plana, para evitar hacer socabones en el suelo.

Paso 4:

A partir de aquí, podemos añadir otras marcas en el suelo pero sin pasarte. Una marca común y fácil de añadir son los agujeros de gusano. Simplemente coge un punzón y apuñala el suelo con diferentes fuerzas, lo que dejará agujeros de diferentes tamaños. Para agujeros más grandes, puedes utilizar un taladro.

Paso 5:

Para agregar un efecto envejecido a los agujeros, utiliza distintos materiales de relleno de color en algunos de los agujeros.

Paso 6:

Puedes utilizar el borde de la espátula para crear la apariencia de senderos de larvas en la madera. Una vez más, asegúrate de que no estén demasiado uniformes.

Paso 7:

Otro efecto positivo es usar el cincel para que rompa una parte de la articulación de la final o un pequeño pedazo de suelo desde el filo de una pensión. Una vez que la pieza se ha extraído, vuelve a pasar el rascador ligeramente para limpiar el grano dentado para que tenga un auténtico efecto gastado natural.

También puede usar el cincel para golpear y hacer algunas abolladuras de aspecto natural en el suelo.

Paso 8:

Una vez que se agregan todas las marcas al suelo, ves pasando a mano las tiras de lija de grano 180 respaldadas por una almohadilla. En los suelos más grandes, es posible que desees considerar el uso de guantes para evitar lijarte la mano junto con el suelo. No utilices una máquina de lijar en el suelo para cualquier parte de este proceso.

Paso 9:

Por lo general, una vez hecho esto, debes pintar el suelo, dejar secar y luego raspar de nuevo para resaltar ciertas áreas. Una vez que hemos terminado, estamos listos para el acabado . Elige un brillo lo más bajo posible. Cuando se utiliza poliuretano, puedes necesitar un agente de unión para pegar las capas (sigue siempre las recomendaciones del fabricante). Una vez que hayas terminado, tendrás un suelo diferente a cualquier otro.