Parquet de nogal

La madera del nogal varía en color natural. El duramen del árbol es de un color chocolate o marrón oscuro con matices violáceos. Los anillos más jóvenes tienen un color más claro, y la albura es casi blanca. Los suelos de nogal más caros se cortan del duramen.

Parquet de nogal

Los suelos de parquet de nogal se secan generalmente al aire libre, en lugar de secarse en un horno, porque el color queda mejor así. Algunos fabricantes utilizan los hornos para oscurecer el color pálido de la albura. Dado que la madera tiene un color natural precioso, no es necesario teñirla. Se aplica un acabado protector antes de instalar los suelos de parquet de nogal.

La madera de nogal normalmente tiene unas líneas rectas. En algunas partes del parquet puede surgir una especie de dibujo, que es causado por el nacimiento de una rama. Esta hermosa madera con este patrón generalmente está reservada para la fabricación de muebles, pero a veces se puede encontrar en los suelos de parquet de nogal.

Se trata de una madera fuerte con una alta estabilidad dimensional. Es menos sensible a la variación del calor y de la humedad que muchas otras maderas. Los suelos de nogal incluso se pueden instalar sobre sistemas de calefacción radiante.

La madera del nogal tiene una calificación Janka de 1010, es decir, que es algo más blanda que el roble. La escala de Janka es una manera de comparar la dureza de los diversos tipos de madera. De las maderas utilizadas para el suelo, la madera más dura es de ébano brasileño y el pino es el más suave.

La madera del nogal se utiliza en todo tipo de instalaciones de suelos de parquet. Es una gran demanda para los suelos de parqué, porque su color natural oscuro proporciona un contraste maravilloso con la madera clara. Se puede comprar como tarima, con placas de aproximadamente 5,7 cm de ancho, como suelo de tablones, con tablas de tamaño uniforme de un poco más de 7,6 cm o como suelo de tablones en mayor o en menor anchura.

Los suelos de vinilo pueden imitar muy bien el aspecto del nogal. Estos suelos dan la apariencia de un suelo de madera de nogal, pero a un coste mucho más reducido.